Tu prótesis de rodilla, tu nueva aliada

¿Te han dicho que tienes mucha artrosis en la rodilla? ¿Te consideran joven y quieren alargar el momento de la intervención lo máximo posible? La mayoría de casos son así, personas con mucho desgaste articular añadido a un importante dolor a la hora de caminar, sensación de que les falla la pierna, inestabilidad,… ¡desesperación! Llegar al momento de la intervención con dolores en diferentes partes del cuerpo, no sólo en la pierna, es inevitable, todo el cuerpo ha compensado durante años para poder caminar de la mejor manera y con los menores dolores posibles.

rodilla con desgaste, dolor, elevada edad, lesiones

PRE-OPERATORIO


¿Puedes hacer algo antes de la intervención? .

De todos los casos que ya tratamos hemos comprobado que los pacientes que han realizado ejercicios y han fortalecido la musculatura de toda la pierna antes de la intervención han tenido una evolución más favorable y más rápida.

Caminar es bueno, pero sabemos que en muchos casos, os cuesta demasiado y los dolores no compensan. Es mejor realizar los ejercicios de fortalecimiento echados tanto en la cama, como en el sofá o, mismamente, en el suelo. Los ejercicios tienen que incluir todos los músculos de la pierna (y si pueden ser ambas, mejor), tanto el cuadriceps como los músculos de la parte posterior: isquiotibiales, gemelos, soleo.. y también aductores (aproximan la pierna) y abductores (separan la pierna).

El fortalecimiento de la musculatura ayudará a que la rodilla se encuentre más “recogida”, más estable
 

MATERIAL DE LA PRÓTESIS


Es una pregunta muy común cuando estáis a punto de poneros una prótesis. Existen diferentes materiales como el cromo-cobalto, vitalium, el acero, la cerámica, ciertos plásticos… aunque el material más común utilizado para las prótesis de rodilla es el Titanio.

La duración aproximada de estas prótesis de titanio es de unos 20-25 años, aunque se ha comprobado que en algunos casos ha durado más.

Consideramos que una prótesis está correctamente cuando al implantarse cumple en cuanto a movilidad, estabilidad y funcionalidad con el resto de componentes articulares.

 
prótesis de rodilla 

POST-OPERATORIO


Aunque os parezca increíble, al día siguiente de la intervención: ¡A CAMINAR! Siempre con dos muletas y de manera lenta, pero es importante que se inicie la deambulación de manera temprana. Cuanto más tardemos en dar este paso, más se retrasará la rehabilitación.

Los primeros días es importante que mováis la rodilla lo que podáis, sin forzar, pero tampoco mantenerla totalmente rígida. A la semana, se puede empezar la rehabilitación de fisioterapia. ¿En qué consiste?, echados en la cama o camilla realizamos:

  • FLEXIÓN Y EXTENSIÓN: Es muy muy importante trabajar e insistir mucho en los movimientos de flexión y extensión de rodilla. Tan importante es una como otra. Tenemos que conseguir que la rodilla quede totalmente estirada (para evitar cojear en el futuro) y conseguir la mayor flexión posible, los grados considerados ‘funcionales’ son 90º.
  • MOVILIZACIÓN DEL PIE: La mayor parte de las veces, la inflamación se acumula en la zona de la rodilla y en la zona del pie, dependiendo del paciente. Es bueno mover el pie para mejorar la inflamación y disminuir la sensación de rigidez.
  • EJERCICIOS ACTIVOS: Levantar la pierna haciendo flexión de cadera y hacer aproximación/separación con toda la pierna estirada, empezar con 5 repeticiones y en función de la evolución, ir aumentando. Pedirle al paciente que realice él sólo flexión/extensión de rodilla, de manera activa y lenta, hasta sentir un poco de dolor, mantener, y descansar. Doblando ambas rodillas, levantar el culo.
  • MASAJE: Dependiendo de como se encuentre la musculatura, es bueno descargar y drenar las zonas que se encuentren más afectadas.
  • CICATRIZ: Los puntos suelen quitarse a las 2/3 semanas de la intervención, en algunas ocasiones los quitan en dos tiempos, primero la mitad y después la otra mitad, y otras veces los quitan todos a la vez. A día de hoy, no hemos visto gran diferencia en que sea de una manera u otra. Lo que es muy importante es hidratar la cicatriz (crema o aceite de rosa mosqueta) y masajear la zona.
  • SENTADOS: Realizar 5/10 repeticiones de ejercicios activos (levantar la rodilla, estirarla y levantarnos/sentarnos).
  • DEAMBULAR: Caminar con 2 muletas, los fisioterapeutas nos fijamos mucho en la altura correcta para cada uno, somos muy peculiares fisicamente por lo que no todos necesitamos la altura ‘protocolaria’, es necesario probar y saber con qué altura te encuentras más cómodo caminando. Al mes suele quitarse una muleta, en la primera revisión, nos quedamos con la muleta del lado bueno. ¿La muleta que queda?, no te pongas tiempos, cuando te encuentres seguro caminando sin nada.
  • SUBIR/BAJAR ESCALERAS: Para subir hay dos opciones, subir primero las muletas o no, lo que sea más cómodo para el paciente. Subimos primero la pierna buena, luego la mala. Para bajar, bajamos las muletas primero, bajamos la pierna mala y, por último, la buena.  “LA BUENA AL CIELO, LA MALA AL INFIERNO”, nunca falla, siempre os acordáis de esta frase.
Realización de escaleras con muletas

Imagen: Blog Fisioterapiasaludable

‘Cuida tu cuerpo, es el único lugar que tendrás para vivir’